Que hacer y no hacer si tu Android se cae al agua

Este tutorial Android te dará un poco de luz frente a un tema recurrente: Uno de los accidentes más comunes que le ocurren a los dispositivos Android, en particular en su formato smartphone es que estos se caigan al agua.

Que hacer y que no hacer cuando tu teléfono se cae al agua

La mayoría de los usuarios tenemos la costumbre de ir a todos lados con nuestros dispositivos Android, incluido el baño o la alberca.

Es por eso que hoy te diremos que hacer y qué no hacer cuando tu teléfono se cae al agua.

Si bien ya te hemos enseñado como revivir un Android mojado, hoy te daremos varios tips de lo que no debes hacer y cómo recuperar tu teléfono paso a paso si ha sucedido esto.

Qué no hacer cuando tu dispositivo Android o Smartphone se cae al agua

Estas son las cosas que no debes hacer cuando tu teléfono se cae al agua:

  • Si tu Android se ha apagado no lo prendas, si esta encendido apágalo inmediatamente.
  • Quítale la batería, si esto es posible. Debes evitar a toda costa que haya electricidad en sus circuitos.
  • No presiones ni un botón, esto puede causar un corto circuito aun cuando el móvil está apagado
  • No muevas, golpees o presiones tu teléfono, tampoco lo conectes a la corriente eléctrica
  • No trates de soplar el dispositivo para “secarlo”, solamente podrías causar que el agua llegue a piezas más vitales
  • Tampoco apliques calor al dispositivo de ninguna forma, por supuesto, tampoco lo metas apliques frio

Si has seguido estas reglas sobre qué no hacer ya puedes ir al apartado sobre lo que si puedes hacer.

Qué hacer cuando tu teléfono se cae al agua

  1. Coloca tu teléfono con la pantalla hacia abajo, si tienes un protector quítalo
  2. Quita la microSD y la tarjeta SIM de tu teléfono
  3. Si tu teléfono cuenta con batería removible, quítala
  4. Con un pedazo de papel quita el exceso de agua, no presiones, solo pasa el papel por encima
  5. Una vez que el teléfono este lo más seco posible mételo en una bolsa de arroz, es mejor si esta es hermética
  6. Después de al menos dos o tres días saca el teléfono y pruébalo, si prende revisa todos los apartados, desde la conexión hasta el sonido, la cámara y los micrófonos
  7. Si el teléfono no prende conéctalo al cargador por menos de media hora, si aun así no prende lo mejor es que lo lleves a un centro de reparación para que lo revisen, aunque es probable que te hayas quedado sin teléfono.

Haciendo estos pasos seguramente recuperaras tu teléfono sin tener que adquirir uno nuevo, si tienes alguna recomendación o duda te esperamos en los comentarios para aclararla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.